3 Razones por las que hoy viajamos más que nunca

Para nuestra generación un pasaporte repleto de sellos de diferentes colores es una declaración de éxito en sí mismo.

Pero ¿Qué es lo que lo que nos mueve y no apaga esta sed particular que tenemos por viajar? Nos matan las ganas y no podemos esperar el momento que en diremos “llevamos más de la mitad del planeta recorrido”. ¿Te has preguntado alguna vez por qué hoy viajamos más que nunca? Aquí tenemos algunas razones del por qué, y por qué debemos seguir en la búsqueda de nuevos viajes.

1.) Fuera los convencionalismos

Lo pasado, pasado. No nos gusta estar limitados o permanecer más tiempo en lugares que no nos llenan. Y mucho menos, que nos digan que es lo que podemos o no hacer. Estamos tan llenos de ideas creativas, con habilidades y talentos ilimitados que la sola idea de quedarnos sin hacer lo que queremos, atrapados, despierta la más horrible de las pesadillas ¿Vivir toda una vida igual? por supuesto que no.

Queremos y tenemos el derecho a ser cada vez más aventureros. Pensar de manera distinta al regresar de otro país, una nueva perspectiva, nuevas experiencias que permanecerán con nosotros el resto de nuestras vidas. Llenar nuestro Instagram de fotos geniales, llenar nuestro pasaporte de sellos, coleccionar llaveros, ropa nueva e infinitos intangibles como son los recuerdos. Nuevas amistades. Sea lo que sea, no viajamos por likes en nuestro Instagram o Facebook, sino por conocer todo lo maravilloso que esta allá afuera, lejos de la zona de confort.

2.) Eterna búsqueda

Estamos cerca de la etapa en dónde alcanzaremos nuestras metas y el siguiente paso es lo más emocionante, pero al mismo tiempo estamos nerviosos por todo lo que atravesamos. Nos graduamos de la universidad o estamos eligiendo que carrera tomar, acabamos de terminar una relación y necesitamos tomar un respiro (a veces un gran respiro), o simplemente queremos un giro radical y completo de todas esas cosas que hacemos actualmente, un reinicio. Simplemente queremos huir y cuando sentimos esa necesidad de encontrar una respuesta o una dirección más clara, la mejor terapia es tomar el siguiente vuelo a Finlandia, China, Alemania o el país que tu elijas.

Viajar, por supuesto, no nos dará las respuestas pero no ayudará a pensar más claramente, con experiencias sobre lo que queremos y lo que es realmente importante para nosotros.

3.) Nuevas experiencias

Viajar es una de las mejores inversiones que hacemos en nosotros. la buena noticia es que no tenemos que gastar una fortuna para hacerlo, Ser Au Pair, puede cubrir perfectamente esta situación, por algo es el mejor intercambio cultural del mundo.

Viajando ganamos nuevos conocimientos al estar expuestos en otros ambientes, culturas y tradiciones. De esta forma estamos obligados a ser más abiertos y apreciar las diferencias. Por eso viajar realmente nos hace más conocedores, pero sobre todo resalta una mejor versión de nosotros mismos.

Es por ello que nuestras ganas de viajar no paran. Es para extender nuestras propias fronteras, ver la vida de forma distinta, conectar con personas que son totalmente diversas, nuevos lenguajes y conocer las maravillas de nuestro planeta a nuestra propia manera, para poder decir ¡Hemos conquistado el mundo!.