¿Qué tipo de Au Pair serías?

Cuidar niños puede sonar fácil, tal vez pensemos que con algunos juegos todo estará controlado. ¡Grave error! Muchas veces se nos olvida tomar en cuenta el factor carácter y personalidad que todos tenemos (Sí, esta cualidad que nos hace diferentes y únicos y que desde chiquitines será evidente), así que prepárate, considerar que cada niño tiene una personalidad diferente te ayudará para que no te lleves una sorpresa en miniatura durante este viaje.

Pensemos algunas combinaciones: ¿Qué pasa si por un lado tu eres una Au Pair tranquila, no tan dinámica y los niños a los que tienes que cuidar son pura dinamita? ¡Vaya reto! Estos pequeñitos no serán precisamente los aventureros, piratas o vaqueros que tú imaginas y tal vez esas princesas de casa no necesitan tanto cuento… ¡Oh sorpresa! ¡Prefieren correr y enlodarse! 

Como aspirante a ser una extraordinaria Au Pair deberás conocer muy bien tu personalidad primeramente para decidir con qué familia la quimica será la mejor. Es cuestión de buscar una familia que se acople más a tu carácter, recuerda que de eso depende mucho que tu experiencia sea enriquecedora y tan satisfactoria como te la puedas imaginar.    

A continuación repasaremos posibles escenarios para que estes completamente preparada:

¿Au pair de peques o no tan peques?

Hay algo muy claro a la hora de cuidar niños; nunca será igual cuidar a un niño de 2 a 5 años, que a otro niño de 6 a 12 años. Las dinámicas son distintas evidentemente, por eso debes tomar en cuenta que un peque menor a 5 años es un poco más demandante, dependerá de ti absolutamente y no podrás ponerles muchas tareas, tratarás más de distraerlo. En cambio con un niño mayor a esta edad, tendrás un poco más de libertad, sabrás que puedes dejarle tareas un poco más complicadas, o simplemente monitorear más lo que hace y no estar pegada todo el día a él.

¿Au pair de niños o de niñas?

Siempre tenemos una preferencia ya sea por las niñas o los niños, esto se debe a nuestra forma de ser. Si no tienes ningún problema al trabajar con los 2, que mejor, pero si este no es el caso… trata de ser muy cuidadosa al momento de escoger una familia. Sé que suena a cliché, pero a veces estos detalles nos ayudan a evitar futuros conflictos.

¿Au pair condescendiente o estricta?

Sí, son encantadores, sí, te harán reír mucho y sí, con esas caras de ternura es complicado ser un poco dura con ellos. Pero tienes que ser muy cuidadosa. Imagina que tú eres del tipo más tranquila, de las que no les gusta llamar la atención o castigar a los niños, pero en tu futura casa en el extranjero los peques son complicados, un poco caprichosos y necesitan un “comportante” de vez en cuando. Si tú eres así de condescendiente y tienes niños así de tremendos, con la pena, tarde o temprano te harán sufrir, lo siento, no todo es miel sobre hojuelas. Necesitarás buscar niños más tranquilos, tal vez los más pequeños sean los ideales para ti y no tanto los pre adolescentes. De igual forma si a ti te encanta el orden, la disciplina y no tienes conflicto al reprenderlos cuando lo ameriten, un niño muy pequeño no es buena idea, seamos sinceras el orden con ellos no es algo muy común.

En fin, estas son tan solo algunas situaciónes en las que te podrías encontrar. Sabemos que son pocos ejemplos, pero son para darnos una idea de lo que nos podría deparar en cuanto a pequeñines. Recuerda que para poder lograr una química cercana a la perfección con tu futura familia debes saber lo más que puedas de ellos y sus hijos. Sobre todo los niños, te convertirás en la hermana mayor y lo que menos quieres es ser una hermana gruñona o una hermana que a todo dice sí. Medita este punto para que en tus futuras entrevistas de colocación toques el tema sobre el caracter y personalidad de tus futuros hermanitos y elijas lo más adecuado para ti.