Frida Téllez, Au Pair en Nueva York

 

La felicidad nos invade. Frida Téllez, una de nuestras Au Pairs que actualmente viven su sueño en Nueva York, nos comparte su experiencia y cómo ha sido el proceso de convertirse en Au Pair. Lo mejor siempre son las historias, el cambio de vida que provoca viajar.
“Los días eran cada vez los mismos, la rutina, tus sueños empiezan a alejarse… fue ahí cuando decidí que tenia que hacer algo diferente, iniciar una nueva aventura; algo, no sabía qué pero algo saldría … Entonces una amiga me contó acerca de los programas y todas las oportunidades que te ofrece ser Au Pair y dije: ¡De aquí soy!.

… Así fue, inicié mi proceso, no había tiempo que perder y cumplí todos los requisitos rápidamente. Eso fue lo mejor.

Y aquí estaba, ya con las maletas listas en el aeropuerto. Entonces la emoción se hizo más fuerte, más de lo que imaginaba, eran los nervios de lo que estaba a punto de vivir… ¡Despegue del aeropuerto de la Ciudad de México hacia estados unidos! ¡Una gran aventura iniciaba!
Llegué a Nueva York a la academia de capacitación y tomé mi curso de preparación junto a Au Pairs de todo el mundo… ¡Comienzan los nuevos amigos! Poco a poco te adaptas al idioma y cuando menos lo esperas ha llegado el momento de ver en persona por primera vez a la familia que decidió incluirte temporalmente en su hogar. Es emocionante empezar a platicar con ellos, saber realmente como son, sus gustos, disgustos, lo que hacen y como viven día a día.
En Estados Unidos todos viven muy de prisa, (o al menos donde yo estoy, en Nueva York). Por lo mismo todos los días es algo nuevo, pasa el tiempo y te das cuenta que vas creciendo personalmente con todas esas experiencias, tu forma de pensar cambia, sabes que estas sola y lejos de casa, lo cuál es la oportunidad perfecta para descubrir realmente quién eres, conocer realmente tus temores y cómo enfrentarlos… Creo que es algo que todos debemos hacer en algún punto de nuestra vida.
Conoces gente nueva, haces nuevos amigos, conoces tu vecindario, recuerdas la comida de tu país pensando que es mucho mejor que la de el lugar en donde estas ahora, pero no es que sea mejor o peor, solo es diferente y recuerdas que es por eso que estás aquí: ¡Para probar cosas diferentes!
He aprendido mucho en estos cuatro meses, mi nueva familia me apoya, sabe lo dificíl que es estar lejos de casa y confían muchisimo en mi. Saben lo valiente que soy por permitirme tomar este reto y me hacen sentir cómoda con ellos, con los niños y con mi nueva vida en general.
¡Agradezco infinitamente, de verdad a Aupair México por este chance, no lo puedo llamar de otra forma. Espero que sigan alentando a las chicas a que comiencen su propia aventura a lado de los peques. Descubrir el mundo con ellos es mas divertido. Nos vemos pronto. Frida Téllez”